Rompiendo tabúes: ¿ES EL CANNABIS UNA DROGA O UNA MEDICINA?

cannabis

En los últimos años la industria del cannabis ha ganado mucha tracción debido a los efectos beneficiosos asociados con esta antigua hierba. Los cannabinoides derivados del cannabis podrían ayudar a tratar una amplia gama de problemas de salud y mejorar la calidad general de nuestras vidas.

Por esta razón en varios países del mundo el consumo del cannabis medicinal ya está legalizado. Sin embargo, las leyes sobre el uso, posesión y cultivo de cannabis difieren significativamente de un país a otro. Algunos países por ejemplo ya han legalizado incluso el uso recreativo del cannabis.

Si bien existen varios medicamentos farmacéuticos que se utilizan para aliviar los síntomas asociados con distintas afecciones subyacentes, la mayoría de ellos vienen con docenas de afectos desagradables. Esto ha llevado a muchos usuarios a buscar un enfoque más natural para sus afecciones, como el uso del cannabis medicinal.

Dado que el cannabis es una industria relativamente nueva y aún mal regulada, muchos nuevos consumidores potenciales de cannabis se encuentran delante de un dilema. Lo que se están preguntando es ¿el cannabis es droga o es un medicamento? En este artículo vamos a analizar algunas de las principales razones por las que el cannabis medicinal eclipsa a los medicamentos convencionales cuando se trata de tratar diferentes dolencias.

El cannabis ofrece un tratamiento superior

En un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine, los científicos descubrieron que el cannabidiol (CBD) redujo considerablemente los ataques epilépticos de 120 niños y adolescentes que padecían una epilepsia rara llamada el síndrome de Dravet.

Esta es solamente una de las razones por las que planta poderosa del cannabis también puede tratar las convulsiones resistentes a los medicamentos.

El cannabis no es adictivo

En comparación con muchos otros medicamentos el cannabis medicinal no es adictivo. Aunque puede haber un componente psicológico para volverse dependiente del cannabis, no es el tipo de adicción que obligará a alguien a cometer actos de desesperación o incluso al crimen para satisfacer los antojos.

Al igual que con otros medicamentos, la dependencia puede ocurrir con el uso intensivo. Sin embargo, la dependencia del cannabis medicinal puede revertirse mediante la abstinencia y la terapia cognitivo-conductual sin síntomas graves de abstinencia.

Por otro lado, algunos medicamentos son muy adictivos y potencialmente mortales.

De hecho, el cannabis medicinal podría ayudar a superar la adicción a los opioides. Un estudio en el que los científicos examinaron el impacto del cannabis en los consumidores de opioides confirmó que el cannabis activa una clase de neurotransmisores en el cerebro que regula los efectos gratificantes de las drogas adictivas.

El cannabis tiene menos efectos secundarios

Uno de los principales problemas de lo medicamentos recetados es que tienen docenas de efectos secundarios desagradables. Además, muchas personas desarrollan tolerancia a la dosis prescrita que en consecuencia tiene que aumentarse cada ves más.

El cannabis medicinal tiene pocos o ningún efecto secundario. En la mayoría de los casos, los efectos secundarios del THC, como por ejemplo la frecuencia cardíaca, fatiga, y somnolencia, se vuelven menos frecuentes una vez que el paciente se acostumbra en tomarlo.

Si la persona planea obtener la autorización para usar el cannabis medicinal, su médico determinará si corre algún riesgo al usar cannabis y también le proporcionará una forma adecuada de tomarlo. Pero podemos decir que en respecto a los afectos secundarios no hay comparación entre el uso de cannabis medicinal y muchos medicamentos recetados.

Sin riesgo de sobredosis

El cannabis, a diferencia de algunos medicamentos recetados que conllevan el riesgo de sobredosis, no trae estos peligros.

También los efectos secundarios que experimentas ciertos usuarios (aumento de la frecuencia cardíaca, fatiga y somnolencia) pueden reducirse rápidamente bebiendo jugo de limón, por ejemplo. No hay otros efectos secundarios graves o potencialmente mortales relacionados con el uso de cannabis medicinal en la literatura.

Los medicamentos recetados aumentan el crimen y la violencia

Si buen algunas personas afirman que el cannabis aumenta la tasa de delitos, la mayoría de los delitos relacionados con el cannabis se deben a leyes que prohíben su uso recreativo, porque el cannabis con fines no médicos es ilegal en la mayoría de los países.

Por otro lado, se conocen casos en los que los medicamentos recetados conducen a un aumento de la delincuencia y la violencia. Por ejemplo, en un estudio de 2015 publicado en PLOS Medicine, investigadores suecos informaron que los jóvenes de entre 15 y 24 años que toman ISRS (antidepresivos) tienen más probabilidades de cometer delitos violentos, como asesinato y delitos sexuales, que las personas que no están en medicamentos recetados.

En conclusión

Entonces, ¿el cannabis es una droga o es una medicina? Teniendo en cuenta los efectos secundarios, la adicción, la sobredosis y por supuesto el éxito del tratamiento, el cannabis a menudo supera a muchos medicamentos recetados.

Si bien el cannabis medicinal todavía es ilegal en ciertos países, en muchos otros ya empezaron a aprovechar los beneficios de esta planta, cambiando a un enfoque mas natural para aliviar los síntomas de las condiciones de salud subyacentes.

Por último, es fundamental comprender las leyes de un estado con respecto al uso y posesión de cannabis para evitar estar al lado equivocado de la ley. Y, por supuesto, consultar con el médico sobre la forma más adecuada de tomar el cannabis medicinal para las condiciones a las que se gustaría apuntar.

Fuentes:

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1611618
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3202504/
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4652927/
https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1001875

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.